martes, 17 de enero de 2017

Semana de oración por la unidad de los cristianos

Como cada año, la Iglesia católica celebra, junto con otras iglesias y comunidades, eclesiales ocho días de oración por la unidad de los cristianos. Concretamente entre el 18 y el 25 de enero, coincidiendo la clausura con la fiesta de la conversión de San Pablo. Se trata de la cita anual que nos damos los creyentes en Cristo para orar por la plena unidad visible de la Iglesia según el deseo del Señor.

El lema de este año es “El amor de Cristo nos apremia (2 Cor 5, 14)”. En este texto se habla de la obra reconciliadora de Dios por medio de la muerte de Jesucristo y del cambio que se produce en los que viven “en Cristo” que se transforman en una nueva criatura, de la gracia e iniciativa de Dios y del amor de Cristo que nos apremia a ser embajadores de reconciliación.

Desde el Secretariado de Ecumenismo de la diócesis se han programado varias actividades para los señalados días. Destaca la celebración ecuménica que se realizará junto con la comunidad ortodoxa rumana el jueves 19 de enero en la parroquia de Santo Tomás a las 20:30 horas. Asimismo, durante el fin de semana, se realizará un encuentro ecuménico (21 y 22 de enero) en el Monasterio de la Conversión de Sotillo de la Adrada. Otro momento importante será la adoración ante el Santísimo por la Unidad de los Cristianos que se llevará a cabo el lunes 23 a las 20:15 horas en la parroquia del ICM.

PROGRAMA COMPLETO:* Miércoles 18 de enero.- Inicio del octavario. Rezo de Vísperas y Eucaristía por la Unidad de los Cristianos en la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves (C/ Reyes Católicos) a partir de las 19 horas.

* Jueves 18 de enero.- Celebración ecuménica con la comunidad ortodoxa - rumana, en el Real Monasterio de Santo Tomás a las 20:30 horas.
* Sábado 21 y domingo 22 de enero.- Encuentro Ecuménico en el Monasterio de la Conversión (Sotillo de la Adrada). Comienza el sábado a las 10 horas, y concluye el domingo tras la comida.

* Domingo 22 de enero.-
Celebración de la Eucaristía por la unidad en la S.A.I. Catedral a las 11 horas.

* Lunes 23 de enero.- Adoración ante el Santísimo por la Unidad de los Cristianos, a partir de las 20:15 horas en la parroquia del Inmaculado Corazón de María.

* Miércoles 25 de enero.-
Eucaristía de clausura del octavario, a las 19:30 horas en la Basílica de San Vicente.

Solidaridad, derechos y bien común

Seguir concienciando de los problemas sociales que aquejan a nuestro mundo de hoy y la necesidad de que actuemos para solucionarlos. Este es el objetivo que se ha marcado el llamado “Equipo de caridad – pobres” de la diócesis para organizar la jornada “Solidaridad, derechos y bien común”. Integrado por la Delegación de Apostolado Seglar, CONFER, HOAC, JOC, Movimiento Rural Cristiano, Cáritas, Manos Unidas y el Secretariado de Pastoral Obrera, este “Equipo de caridad – pobres” ha programado para el viernes 20 de enero una charla – testimonio sobre el “Compromiso y esperanza”, a cargo de Joaquín Sánchez (consiliario de la HOAC y miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Murcia). Será a partir de las 19:30 horas en los salones parroquiales de San Pedro (Paseo de San Roque, 1).


Al término de la charla, se celebrará un acto público en la Plaza de Santa Teresa, para involucrar a la sociedad abulense en los problemas que aquejan a las familias de hoy, tales como el derecho a una vivienda digna, las personas sin hogar, los desahucios, el drama de  los refugiados, …

domingo, 15 de enero de 2017

"Atención a los niños migrantes"

Al comienzo del nuevo año, celebramos la Jornada Mundial del emigrante y del refugiado con el lema “Menores migrantes vulnerables y sin voz. Reto y esperanza”. Nos recuerda la dura realidad que viven tantos hermanos nuestros, especialmente los más vulnerables entre ellos, los niños. En su mensaje el papa Francisco nos invita a fijar nuestra mirada en los niños migrantes porque «son quienes más sufren las graves consecuencias de la emigración, casi siempre causada por la violencia, la miseria y las condiciones ambientales, factores a los que hay que añadir la globalización en sus aspectos negativos».

El Papa nos recuerda las palabras del Señor: «El que acoge a un niño como este en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado» (Mc 9,37). Son palabras que apasionan y, a la vez, comprometen; palabras que trazan un camino que conduce a Dios, partiendo de los más pequeños y pasando por el Salvador. Y, para que este itinerario se concrete, se precisa nuestra acogida. Al hacerse Dios un niño entre nosotros, nuestra apertura a la fe requiere la cercanía afectuosa hacia los más pequeños y débiles. La fe, la esperanza y la caridad están involucradas en las obras de misericordia que hemos acentuado en el Año jubilar.

Hoy, lo sabemos bien, la emigración no es un fenómeno limitado a algunas zonas del planeta, sino que afecta a todos los continentes y adquiere cada vez más la dimensión dramática de una cuestión mundial. No se trata sólo de personas en busca de un trabajo digno o de condiciones de vida mejor, sino también de hombres y mujeres, ancianos y niños que se ven obligados a abandonar sus casas con la esperanza de salvar su vida y encontrar en otros lugares paz y seguridad. La carrera desenfrenada de algunas personas hacia un enriquecimiento rápido y fácil lleva consigo el aumento de plagas monstruosas como el tráfico de niños, la explotación y el abuso de menores y, en general, la privación de los derechos propios de la niñez, sancionados por la Convención Internacional sobre los Derechos de la Infancia.

¿Cómo responder a esta realidad? En primer lugar, siendo conscientes de que la emigración no está separada de la historia de la salvación, es más, forma parte de ella. Este fenómeno es un signo de los tiempos, que se ha repetido frecuentemente en la historia y en la comunidad humana, y en el que es posible descubrir la acción providencial de Dios con vistas a la comunión universal.
En segundo lugar está nuestro compromiso que nos centra en la protección, la integración y en soluciones estables, ya que «estos chicos y chicas terminan con frecuencia en la calle, abandonados a sí mismos y víctimas de explotadores sin escrúpulos que, más de una vez, los transforman en objeto de violencia física, moral y sexual» (Benedicto XVI, 2008). La línea divisoria entre la emigración y el tráfico de personas puede ser en ocasiones muy sutil, asegura el Papa.

Queridos diocesanos, sintamos en esta Jornada una llamada a estar atentos a este fenómeno, que forma parte de las nuevas esclavitudes; ofrezcamos los recursos humanos  y materiales que respondan  a este  desafío, especialmente doloroso,  por  afectar a los más desvalidos y necesitados de protección  y ayuda. Tarea que encomendamos a la Bienaventurada Virgen María, que emigró a Egipto con su esposo san José, para salvar al Niño Dios de la persecución de Herodes.

Con mi bendición y afecto,

+ Jesús, Obispo de Ávila

miércoles, 11 de enero de 2017

El Cardenal Amigo presenta en Ávila su último libro sobre la vida de San Francisco de Asís

El Cardenal Carlos Amigo Vallejo, arzobispo emérito de Sevilla, presentará el próximo martes en Ávila su libro Francisco de Asís. Historia y leyenda, en un acto organizado de forma conjunta por el Ilustre Patronato de la Vera Cruz, la Diócesis de Ávila y la Editorial San Pablo. Monseñor Amigo estará acompañado por el Obispo de nuestra Diócesis, Mons. Jesús García Burillo, por el Dr. Thomas Baumert (profesor en ESIC), y por Mª Ángeles López Romero, directora editorial de San Pablo. La presentación será en el Salón de actos del Obispado (Plaza Teniente Arévalo, 5), el 17 de enero a las 19 horas (entrada libre).

Después de muchas horas de lectura de fuentes y documentos, y de muchas visitas como peregrino a los lugares donde transcurrió la vida de san Francisco, el cardenal Carlos Amigo redescubre la historia, la vida y el espíritu del santo de Asís, con la intención de reflejar su amor a Dios, su pobreza y su fraternidad. En propias palabras del autor, “el santo de Asís es una fuente viva de la que sale por todos los caños el manantial gozoso de saber que Dios es nuestro Padre y que Jesucristo es el primer Hermano”

Portada del libro
Apoyándose en las genuinas fuentes franciscanas, en los estudios históricos recientes y en el magisterio de los últimos Papas, el autor interpreta la historia de este santo de leyenda, cuya sencillez y humildad acabó transcendiendo su época para convertirse en una de las más altas manifestaciones de la espiritualidad cristiana.

“Este libro –dice el Cardenal en la Introducción– se ha escrito después de muchas horas de lectura de fuentes y documentos, de visitar como peregrino los lugares por los que discurrieran los acontecimientos y contemplar, desde la experiencia de Dios, la historia, vida y espíritu de Francisco de Asís. No podían faltar, en este encuentro con un santo tan querido, aquellos hombres y mujeres que quisieron seguir lo más de cerca posible el espíritu y la obra de Francisco. Son personas ejemplares que hicieron de su propia vida un camino de santidad. Santas y santos que son fiel reflejo de la forma de vida franciscana”.

Durante el evento, los asistentes podrán adquirir en el mismo salón de actos del Obispado dicho libro por sólo 22,90 euros (oferta especial para el día de la presentación).

La Santa Vera Cruz acerca la realidad de los cristianos perseguidos en el mundo con una exposición itinerante de Ayuda a la Iglesia Necesitada

Hasta el próximo sábado 14 de enero, en la Basílica de San Vicente pueden contemplarse 20 paneles en los que se retrata la vivencia diaria de los cristianos en zonas del planeta donde profesar la fe cristiana está perseguido. Con esta actividad se da continuidad a la colaboración que desde hace más de un año han llevado a cabo la cofradía penitencial decana de nuestra ciudad y la fundación de la Santa Sede, Ayuda a la Iglesia Necesitada. Sensibilizar sobre la terrible situación que se vive en esas zonas y tomar conciencia sobre las devastadoras consecuencias que tiene el odio hacia una religión, son los principales objetivos que se buscan con esta exposición.

Esta actividad sirve de anticipo al concierto solidario que la Santa Vera Cruz ha organizado para el próximo día 14 a las 20:15 horas en la Basílica de San Vicente, la actuación correrá a cargo del quinteto Esencia Sonora y la recaudación se destinará íntegramente a lo cristianos perseguidos a través de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Las invitaciones pueden retirarse en la taquilla de la Basílica (donativo: 1 euro).

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Encuentro de Navidad con la prensa

En su tradicional encuentro navideño con la prensa, nuestro Obispo ha querido enviar a todos los abulenses sus deseos de paz "que se vive, se contagia y se convierte en delicadeza, atención y servicio a los demás". Don Jesús ha recordado en su mensaje cómo "la violencia y el odio se van instalando en nuestra sociedad lentamente sin que apenas lo percibamos, abarcando todas las eferas: las mujeres, los escolares, el ciberespacio, los ambientes políticos en actitudes sociales agresivas". Unas acciones que "nos conmueven al conocerlas", pero que caen pronto en la indiferencia. Por ello, nuestro Pastor ha apostado por promover "instrumentos jurídicos, medidas políticas, programas sociales, que salgan al paso de este avance continuo, de la violencia, el odio, o la indiferencia". 

Ahora que se acerca la Navidad, Don Jesús considera que el misterio que recordamos en ella "nos ofrece una forma distinta de vivir y promover una sociedad diferente". Una forma que va directa al corazón del hombre, pues "la acción de Dios que cambia nuestro corazón de piedra" lo convierte en corazón de carne.

Tras este mensaje, los representantes de los diferentes medios de comunicación de Ávila han compartido con el Obispo un desayuno casero en las dependencias del Obispado. Un momento distendido y con un buen ambiente que ya es toda una tradición en los días previos a Nochebuena. Don Jesús aprovechaba para preguntar por la "salud" del periodismo en nuestra diócesis, a la vez que se interesaba por la marcha de cada medio de comunicación allí representado, a los que, además, les ha deseado una feliz y Santa Navidad.

"Navidad llena de perfume a familia"

Queridos diocesanos:

En estos días tan especiales del año cristiano, mientras pasamos más tiempo en familia y abrimos las puertas de nuestra casa para acoger a parientes y amigos, Dios sale a nuestro encuentro en la frágil figura de un niño recién nacido: Jesús, hijo de María. «La encarnación del Verbo en una familia humana, en Nazaret, conmueve con su novedad la historia del mundo» (AL 65), nos dice el Papa.

En su exhortación Amoris laetitia nos invita a sumergirnos en el misterio del nacimiento de Jesús: «sumergirnos en el sí de María al anuncio del ángel, cuando germinó la Palabra en su seno; también en el sí de José, que dio el nombre a Jesús y se hizo cargo de María; en la fiesta de los pastores junto al pesebre, en la adoración de los Magos; en la huida a Egipto, en la que Jesús participa en el dolor de su pueblo exiliado, perseguido y humillado»... «Este es el misterio de la Navidad y el secreto de Nazaret, lleno de perfume a familia» (AL 65). Dios quiso vivir, hacer suyo, este perfume a familia, a hogar.

¿Qué significa esto para nosotros? ¿Por qué conmovernos con esta novedad? Sólo podremos comprenderlo contemplando la vida concreta de Jesús, de María y José, de Isabel y Zacarías, de los pastores y los magos. Dios entra en la historia del mundo, Dios se hace próximo y camina a nuestro lado, a nuestro ritmo -al vaivén de nuestras debilidades y aciertos, de nuestro deseo de crear un mundo mejor y de nuestros conflictos-. Dios quiso hacerse “novedad”, “buena noticia”, para nuestra vida, luz en medio de nuestra tiniebla, alegría en medio de nuestras tristezas, esperanza en medio de nuestros desánimos.

El misterio de la Navidad impregna todo lo humano, nada queda lejos de la misericordia, la ternura y la bondad de Dios. Por eso nuestro perfume a familia no es algo que le hayamos prestado a Dios en el momento que se hizo uno de nosotros, sino que tiene su origen en Él, en su vida trinitaria: Padre, Hijo y Espíritu Santo, en comunión de amor. Su “navidad”, la encarnación del Verbo de Dios y su nacimiento entre los hombres, es nuestra “navidad”: el alumbramiento de una humanidad nueva, renovada, redimida, más humana, más fraterna.

Por eso no dejemos de contemplar el hogar de Nazaret. «La alianza de amor y fidelidad, de la cual vive la Sagrada Familia, ilumina el principio que da forma a cada familia, y la hace capaz de afrontar mejor las vicisitudes de la vida y de la historia. Sobre esta base, cada familia, a pesar de su debilidad, puede llegar a ser una luz en la oscuridad del mundo» (AL 66).

Queridos amigos, seguramente en estos días podréis contemplar y disfrutar del “Belén” de vuestra parroquia, el de vuestro hogar o los muchos que hay en Ávila o los lugares que visitéis. Cuando pongáis vuestra mirada en ellos no dejéis de pensar en que representan vidas concretas, historias humanas que no están lejos de nuestra realidad. Pensad en las familias -como la de Jesús, José y María- que viven en condiciones de pobreza y marginación, de persecución; de las familias que en Navidad estarán lejos de sus hogares y países porque huyen buscando salvar la vida; de aquellos que -como los pastores- necesitan de una “buena noticia” que les anime; de las personas que -como los magos- buscan con sincero corazón la verdad, la paz y un mundo justo, guiados por la estrella de la esperanza. Historias concretas, como la de nuestra familia, como la de cada uno de nosotros. Historias en la que Dios se sumerge, porque Él es el Emmanuel, el “Dios-con-nosotros”. ¡Feliz Navidad!