martes, 23 de agosto de 2016

Fallece D. Bernardino Jiménez, estrecho colaborador de D. Baldomero Jiménez Duque

Ayer lunes por la noche falleció el sacerdote diocesano D. Bernardino Jiménez Jiménez, a los 92 años de edad. Natural de Gallegos de Solmirón (Salamanca), estudió en el Seminario de Avila para ser ordenado sacerdote en 1949 por el recordado obispo D. Santos Moro Briz. Nada más entrar en el presbiterio diocesano, fue nombrado primero regente de El Tejado y encargado de Solosancho (1949), y más tarde ecónomo de Palacios Rubios y Encargado de Magazos (1950). Sin embargo, muy pronto empezará su vinculación con la formación y las vocaciones, cuando en junio de 1950 le nombran superior y profesor del Seminario Menor de Arenas de San Pedro. Allí pasó más de una década, para después recalar en el Seminario Diocesano de Ávila, donde llegó a ejercer como Vicerrector y Prefecto de Disciplina en la década de los 60. A mitad de los años 70 llega a Ávila capital para ser nombrado capellán titular de la entonces residencia sanitaria Nuestra Señora de Sonsoles (1974). Y comienza también su trabajo en el Archivo Diocesano, primero como archivero (1975), y más tarde como auxiliar (desde 1977). Aunque se jubiló en 1999, seguía trabajando diariamente en el Archivo, donde se le podía ver hasta hace pocos meses.

Pero si hay un nombre al que se vincula la vida de D. Bernardino es al del insigne teólogo abulense D. Baldomero Jiménez Duque. Junto a él permaneció gran parte de su vida, siendo su mano derecha, con una estrecha relación de amistad y respeto, hasta el punto de que D. Bernardino se refería a él como “el padre”. Constantemente unidos, D. Bernardino ayudó a D. Baldomero a transcribir sus obras más conocidas, y cuidó de él con gran dedicación durante su enfermedad, sintiendo profundamente su fallecimiento. Se da la curiosa circunstancia de que ambos (D. Bernardino y D. Baldomero) han fallecido el mismo día, con 9 años de diferencia: D. Baldomero el 22/8/2007, y D. Bernardino el 22/8/2016. Unidos hasta en la fecha de su muerte.

Su velatorio se encuentra en el tanatorio de Antonio Álvarez, en Ávila capital. La celebración de Exequias será mañana miércoles 24 de agosto a las 10 horas en la parroquia de la Sagrada Familia (Ávila). A continuación, será trasadado a Gallegos de Solmirón, su pueblo natal, donde recibirá cristiana sepultura en torno a las 12:30. Agradecemos al Señor su vida y su ministerio sacerdotal, a la vez que pedimos, unidos a su familia, su eterno descanso. Que el Buen Pastor le lleve sobre sus hombros a la gloria de su Hogar.

viernes, 12 de agosto de 2016

Veracruz muestra cómo viven los cristianos en Oriente Próximo

El Ilustre Patronato de la Santa Vera Cruz ha organizado para este sábado una conferencia para dar luz a la situación de los cristianos en Oriente Próximo. Una situación complicada para nuestros hermanos en la tierra donde nació nuestra fe, pero donde se ven sometidos a presiones y dificultades para poder practicarla, e incluso se ven abocados a huir de sus hogares. Dicha conferencia se desarrollará el sábado 20 de agosto en el Episcopio, a las 20 horas, con entrada libre.

La encargada de la ponencia será la española Bárbara Drake García. Ella es natural de Madrid, estudió arqueología en la Universidad Complutense y llegó a Tierra Santa hace más de 20 años para participar en unas excavaciones de arqueología bíblica. Desde entonces ha estado viviendo entre España y Jerusalén, donde reside desde hace 12 años. Madre de tres niños nacidos en la Ciudad Santa, en los últimos 10 años Bárbara ha trabajado como coordinadora de Educación y protección infantil para la ONG española “Fundación Promoción Social de la Cultura”, dirigiendo numerosos proyectos de cooperación en Palestina y Jordania, muchos de ellos en apoyo de las escuelas cristianas en Tierra Santa. Desde el pasado 2015, Bárbara es consultora en temas de promoción de la educación en Oriente Medio para numerosas agencias y organizaciones, siendo su último cliente el Consejo Mundial de Iglesias, para quién está trabajando actualmente. Además de esta faceta, Bárbara lleva 5 años trabajando como profesora voluntaria en la Escuela Nuestra Señora del Pilar de Jerusalén, donde se da una educación digna a niñas y adolescentes  tremendamente desfavorecidas.

lunes, 1 de agosto de 2016

JMJ, días 10, 11 y 12: ¡No somos jóvenes que "vegetamos"! Queremos dejar huella

El grupo de Ávila, animando
la oración y catequesis del viernes
La JMJ ha concluido, tras un fin de semana intenso, en el que se han desarrollado los actos centrales del evento. El pasado viernes 29, el grupo de Ávila participó en la catequesis dirigida por el Obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta, siendo además nuestros chicos quienes animaron con sus cantos la oración. Tras celebrar con el mismo Prelado la Eucaristía, cogieron el tren rumbo a Cracovia, concretamente al Parque Blonia. Allí, bajo un sol abrasador, esperaron pacientes la llegada del Papa Francisco, quien  apareció entre un sinfín de cantos de júbilo por parte de los jóvenes. Y allí se desarrolló un emotivo Viacrucis lleno de representaciones teatrales, en el que los jóvenes rezaron junto al Santo Padre. Nos cuentan que quedaron impresionados por sus emocionantes palabras: “El Papa Francisco nos ha invitado a seguir el estilo de Jesús en nuestro día a día, cuidando de nuestros hermanos, especialmente los más necesitados, material y espiritualmente”. Tras ello, una vez más, la música como protagonista indiscutible en un nuevo festival nocturno, hasta que el grupo de abulenses puso rumbo a Bochnia para descansar.

Imagen de la Vigilia
del sábado por la tarde - noche
El sábado se presentaba especialmente emotivo, pues los abulenses se despedían de la que había sido su ciudad de acogida durante muchos días. Tras pasar la mañana en Bocnia, de nuevo el tren les llevaría hasta Cracovia, donde tuvieron que recorrer a pie 8 km hasta el Campus de la Misericordia bajo un sol abrasador, que dejaba ya en el recuerdo las lluvias de los últimos días. Y allí, junto a más de un millón y medio de jóvenes de todo el mundo, celebraron una sentida Vigilia con el Santo Padre. El Papa Francisco llegó al Campus Misericordiae de la mano de varios jóvenes del mundo. Juntos atravesaron esta simbólica puerta santa. Incluso algunos le acompañaron en papamóvil hasta el enorme escenario diseñado para la ocasión. El Papa quería a los jóvenes cerca, tanto, que les pidió que se sentaran junto a él. Varios testimonios se intercalaron con un espectacular montaje en el que se explicó, por ejemplo, la importancia del perdón con esta recreación de la visita de Juan Pablo II a Ali Agca en prisión. 

El Papa explicó a los jóvenes que frente a la violencia y las guerras, la actitud de los cristianos debe ser distinta: "nosotros no queremos vencer el odio con más odio, vencer la violencia con más violencia, vencer el terror con más terror. Nosotros hoy estamos aquí, porque el Señor nos ha convocado. Y nuestra respuesta a este mundo en guerra tiene un nombre: se llama fraternidad, se llama hermandad, se llama comunión, se llama familia”.  Y también volvió a espolear sus conciencias, buscando que sean proactivos: "Queridos jóvenes, no vinimos a este mundo a "vegetar”, a pasar por él cómodamente, a hacer de la vida un sofá que nos adormezca. Al contrario, hemos venido a otra cosa, a dejar una huella. Es muy triste pasar por la vida sin dejar una huella”. Aseguró el Papa que Dios les pide que hagan algo grande con sus vidas, que sueñen y que luchen por hacer del mundo un lugar diferente.

Tiempo para dormir
en el Campus de la Misericordia


El  Papa se marchó pero los jóvenes pasaron la noche allí, durmiendo al raso con sus sacos de dormir. Así amanecieron la mañana del domingo, cansados pero con muchas ganas de vivir la última experiencia de la JMJ: la Misa de Envío. Tras el preceptivo aseo en el mismo lugar, y un desayuno de picnic, los jóvenes abulenses se dispusieron para recibir de nuevo al Santo Padre, con alegría y cierto sentimiento de pena por saber que esta experiencia estaba a punto de terminar.

El Papa llegó al Campus de la Misericordia bajo una gran ovación, aplaudido por cientos de miles de jóvenes de todas las nacionalidades. En su reveladora Homilía, El Santo Padre recomendó a los jóvenes que rechacen la tristeza, “un virus que  infecta y paraliza todo, que cierra cualquier puerta, que impide que la vida se  reavive, que recomience”. Y, haciendo gala de su cercanía con el mundo actual, el Papa pidió a los jóvenes que el Evangelio sea el “navegador” de sus vidas y la oración el primer “chat” de cada día. Todo ello antes de anunciar que la próxima Jornada Mundial de la Juventud será en Panamá en 2019.

Todos los sacerdotes de Ávila que participaron
en la Misa de Envío con el Papa Francisco

Al concluir la Eucaristía, tocaba recoger y limpiar la zona. Con cuidado de no dejarse ninguna de sus pertenencias, los abulenses cerraban así una semana y media de experiencias inigualables en Polonia. Ya están rumbo a España, donde está previsto que lleguen esta tarde de lunes.











viernes, 29 de julio de 2016

JMJ, día 9: "¡Por fin hemos visto al Papa!"

El cuadro de la Inmaculada, presente
entre los jóvenes
El ritmo de la JMJ no cesa para los abulenses. Ayer jueves asistieron junto a más grupos de españoles a una catequesis impartida por el Cardenal Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal y natural de esta diócesis de Ávila. Un tiempo de reflexión que comenzaba con la llegada a la iglesia de “La Inmaculada de los jóvenes”, el cuadro de Sor Isabel Guerra que sse bendijo el pasado verano en Ávila durante el Encuentro Europeo de Jóvenes. Según nos cuentan nuestros chicos, la reflexión estuvo marcada por el durísimo y conmovedor testimonio de fe de una joven murciana, quien acercó a todos los allí presentes el mensaje misericordioso de Dios. Al igual que ocurrió el día anterior, la catequesis finalizó con una Eucaristía, también presidida por el Cardenal Blázquez.
Los chubasqueros se están convirtiendo en la
prenda preferida de nuestros jóvenes

Con las bolsas de picnic para la comida y la cena, el grupo de Ávila se disponía a coger el tren hacia Cracovia, cuando les sorprendió la lluvia, que estuvo amenazando desde primera hora de la mañana, y que finalmente se mantuvo durante toda la tarde. Después de una larga marcha por la ciudad amenizada con típicos cantos españoles, llegaron al Campus de la Misericordia, y allí estaba él: el Papa Francisco. “Aquello se llenó de alegría, euforia y emoción. Creyentes venidos de todo el mundo con un solo objetivo: acercarse a Dios. Y qué mejor manera que escuchar las palabras de nuestro querido Papa Francisco, quien nos guía según el mensaje de Jesús: aquí no importa la nacionalidad, sino las creencias"

Vista del escenario con el Papa Francisco
El Santo Padre apareció en el escenario detrás de una imagen del Cristo que pintó Sor Faustina. Y desde allí pronunció un mensaje muy claro, que dejó varias frases para la posteridad: "Me duele encontrar a jóvenes que parecen haberse jubilado antes de tiempo. Que caminan con la cara triste". "¿Quieres una vida plena? Empieza por dejarte conmover. La felicidad germina y aflora en la misericordia". Unas palabras que parecieron espolear la conciencia de nuestros chicos, quienes renovaron fuerzas para seguir anunciando la alegría de la fe.

Tras este acto tan emotivo, en el que participaron cerna de 700.000 jóvenes, el grupo de Ávila cogió de nuevo el tren de vuelta a Bochnia para descansar de otra jornada agotadora, pero feliz.

Alegría desbordante en el grupo de Ávila por ver al Papa Francisco







jueves, 28 de julio de 2016

JMJ, día 8: siguiendo las huellas de San Juan Pablo II por Cracovia

Catequesis impartida por nuestro Obispo D. Jesús
Una vez inaugurada oficialmente la JMJ el día 26, ayer miércoles el grupo de jóvenes de la diócesis de Ávila ha comenzado a participar en las catequesis preparadas para estos primeros días. Y curiosamente esta primera catequesis a la que han asistido (en Bochnia, donde están alojados) ha sido impartida por el Obispo de la diócesis, Mons. Jesús García Burillo. En ella, nuestro Pastor ha seguido el hilo conductor de la misericordia para explicar también "cómo el Espíritu Santo guía a Jesús igual que ha guiado a los jóvenes hasta la JMJ para que puedan descubrir el plan que tiene el Señor para cada uno de ellos". 

Jóvenes abulenses, durante la dinámica de la catequesis
Posteriormente celebraban la Eucaristía, presidida también por Mons. García Burillo, en la que también concelebró el obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño, Mons.Carlos Manuel Escribano. Tras la comida en un parque de Bocnhia, los jóvenes cogían el tren para realizar el trayecto de 50 km que les separa de Cracovia. Allí la tarde fue eminentemente turística: visitaron la primera parroquia de San Juan Pablo II, la Basílica de Sta. María, la colina y la catedral de Wawel, la plaza del mercado y el parque Blonia (donde se realizó la ceremonia de inauguración de la JMJ el martes pasado). Y, por supuesto, la visita obligada por las tiendas de recuerdos, “acordándonos de la familia para comprar los regalos”.

Nos cuentan los jóvenes que la primera impresión que se llevan de Cracovia es muy positiva: “es una ciudad preciosa, llena de peregrinos de todas las nacionalidades que muestran que otro mundo es posible, con alegría y esperanza”. También han comprobado las fuertes medidas de seguridad que existen en la capital polaca, blindada para esta multitudinaria celebración. Recordamos que ayer miércoles llegaba ya el Papa Francisco a Cracovia, a pesar de que nuestros jóvenes no pudieron verle todavía.


Todos los jóvenes, a pesar del cansancio, se muestran felices y con mucha vitalidad para continuar con el itinerario marcado en esta Jornada Mundial de la Juventud. Hoy jueves han comenzado la jornada en Bochnia con una nueva catequesis, impartida por el abulense Cardenal Blázquez, y en la que el grupo de Ávila ha animado y dirigido la oración. Por la tarde esperan poder ver ya al Papa Francisco en la ceremonia de acogida que se celebrará en el Parque Blonia, y en la que está prevista la asistencia de 600.000 jóvenes

Desafiando a la lluvia en el Parque Blonia

La bandera de Ávila, siempre presente entre nuestros jóvenes


miércoles, 27 de julio de 2016

JMJ, día 7: aprendiendo de los errores del pasado

Llegada de los peregrinos abulenses
a Auschwitz
Ayer martes, y tras pasar la primera noche en Bochnia, nuestros jóvenes peregrinos realizaron (ya con el grupo completo, al llegar el segundo turno de abulenses el lunes) una de las visitas más esperadas durante esta JMJ: el campo de concentración de Auschwitz, que los recibió “con un duro control de seguridad, además de con la frase que también recibió a los judíos en su momento: «Arbeit macht frei», el trabajo os hace libres”. Una visita bajo un calor agobiante, que, según palabras de nuestros chicos, fue “escalofriante”. Y es que, según nos cuentan, “tuvimos sentimientos encontrados, al imaginar lo que allí paso. Cuando te pones frente al corredor de la muerte (las escaleras que bajan hacia las cámaras de gas) y ves las cámaras destruidas, oyes en tu cabeza los gritos de las personas que murieron asfixiadas. Hicimos una oración por las personas que murieron allí”. 

El calor sofocante volvió a ser
uno de los protagonistas del día
Eso sí, no pudieron acceder a las salas donde se encuentran las exposiciones porque tenían preparado un recorrido especial para la ocasión, al ser muchos los grupos de españoles que tenían ayer martes prevista la visita. Aún así, pudieron empaparse de la historia del lugar, historia que muestra la crueldad del ser humano, y que enseña los errores del pasado que no deben volver a cometerse por el bien de la humanidad. Y allí precisamente, hablando de crueldad y barbarie, fue donde la expedición abulense se enteró del salvaje asesinato a sangre fría de un sacerdote en Francia, mientras celebraba la Eucaristía.

Después de la visita a Auschwitz volvieron a Bochnia, donde por la tarde se inauguraba oficialmente la JMJ, con una multitudinaria Eucaristía presidida por el Cardenal Dziwisz, arzobispo de Cracovia, quien fuera en su día secretario personal de San Juan Pablo II. Sin embargo, el grupo de jóvenes abulenses no asistió a esta celebración de apertura, sino que celebraron la Eucaristía en una iglesia de Bochnia.
Festival musical con sabor español en Bochnia

Ya por la noche, pudieron disfrutar de un festival de música con el que la ciudad daba la bienvenida a todos los españoles que se alojan allí. Mucha música nacional y latina sonó en el escenario, que contó también con la actuación del cantautor español Jesús Cabello. Buen ambiente y muchas ganas de diversión, que culminaron con la entrega, por parte del alcalde de Bochnia, de las llaves de la ciudad al director del departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal, Raúl Tinajero.


Hoy miércoles comienzan las catequesis para nuestros jóvenes, que viajarán también hasta Cracovia para conocer la ciudad. Hasta allí también viajará el Papa Francisco esta misma tarde, previsiblemente sobre las 17 horas, comenzando así su presencia en esta Jornada Mundial de la Juventud. Y también comienza hoy nuestro Obispo D. Jesús a impartir las catequesis en español para distintos grupos de jóvenes, tras haber sido nombrado por el Pontificio Consejo para Laicos, de la Santa Sede, como uno de los catequistas para jóvenes durante la JMJ, junto a otros 21 obispos españoles. Impartirá sus catequesis desde hoy miércoles hasta el viernes, siempre por las mañanas.






martes, 26 de julio de 2016

JMJ, día 6: Juntos, en torno al Apóstol Santiago

Como estaba previsto, el grupo de jóvenes de Ávila partió de Poznan este lunes sobre las 5 de la madrugada (hora española), rumbo al Santuario de Czestochowa, uno de los lugares marianos más visitados y venerados de toda Europa. Allí asistieron en torno a las 6 y media de la mañana al momento en el que se descubrió el icono de la Virgen Negra, que permanecía tapado hasta ese instante, propiciando así un tiempo de oración y contemplación en silencio frente a la imagen. Y allí, en este Santuario, transcurrió toda la jornada. Durante la mañana, además de descansar y echarse alguna siestecita reparadora sobre el césped, los jóvenes recibieron una visita muy especial: la del Obispo de Ávila, Mons. Jesús García Burillo, quien había aterrizado en Polonia un día antes para participar él también en esta JMJ. En la explanada del Santuario pudo departir unos minutos con los chicos y los responsables que viajan con ellos, y tomarse varias fotografías de grupo de todos los abulenses con su Obispo, así como selfies de D. Jesús con algunos de los jóvenes.

Después de comer, se celebró la Eucaristía con más de 8000 jóvenes españoles (el total de la delegación española pasa de los 30.000, pero aún no han llegado todos a Polonia) con motivo de la fiesta de Santiago Apóstol, patrón de España. Estuvo presidida por el Cardenal Ricardo Blázquez, y concelebrada por los 51 obispos participantes en la JMJ, incluido el Obispo de Ávila; en un altar en el que no faltó la “Inmaculada” de Isabel Guerra, cuadro que se presentó oficialmente en Ávila el pasado verano durante el Encuentro Europeo de Jóvenes.


En la Misa, Mons. Blázquez señalaba la misericordia como “el camino verdadero de la humanidad”, frente a “la venganza; es el amor y no la violencia, el corazón humilde y no el dominio oprimente”. Y abogó en sus palabras por “una Europa de hombres libres y solidarios, acogedores de las personas, porque han comprendido que Dios bendice la hospitalidad”.

Impresionante vista de la explanada del Santuario,
con todos los jóvenes siguiendo la Eucaristía
Según nos cuentan los peregrinos abulenses, durante la Eucaristía surgieron algunos imprevistos como mareos y lipotimias, debido al calor sofocante y la falta de agua. Pero nos indican también que fueron hechos puntuales, y que toda la expedición se encuentra perfectamente.

Después de la Misa, la música fue la protagonista, con los sones de la Salve Rociera, las canciones de Toño Casado y el talento del Padre Damián. Todo ello bajo la lluvia, lo cual no impidió que los jóvenes bailaran sin cesar en la explanada del Santuario.


Muchas ganas de bailar entre los jóvenes de Ávila
Tras el concierto, pusieron rumbo a Bochnia, donde están ahora ya alojados en escuelas e internados de la localidad. Esta mañana de martes, han partido temprano para disfrutar y aprender de uno de los momentos más esperados de esta JMJ: la visita a Auschwitz Birkenau, el gran campo de concentración nazi.

Por cierto, el segundo grupo de peregrinos abulenses ya está en Polonia. Salieron ayer lunes desde España, e hicieron también escala en Berlín. Hoy se unirán al resto de sus compañeros, completando así el centenar de participantes abulenses en esta Jornada Mundial de la Juventud.


Foto de grupo de los peregrinos abulenses junto al Obispo en Czestochowa

Segundo grupo de abulenses, en su escala en Berlín